Seguro que muchas personas piensan que hacer carne a la barbacoa es muy fácil, y realmente lo es, pero es necesario seguir unas mínimas pautas para conseguir una barbacoa perfecta.

Consejos para hacer una barbacoaTradicionalmente son los argentinos los “maestros” consumados en este arte, y la prueba más fehaciente son la gran cantidad de restaurantes típicos argentinos que ofrecen esta especialidad en sus cartas.

Un asado a la parrilla, cualquiera que sea el tipo de carne (vacuno, cerdo o cordero), posee reglas que nunca deberían ser infringidas. Por eso os dejamos unos consejos para hacer una barbacoa y que así disfrutéis de una magnífica comida en nuestras zonas comunes en vuestra estancia en Casas Rurales de Vicorto.

 

8 consejos para hacer una barbacoa perfecta.

1. La parrilla debe estar muy limpia y completamente seca, sin esas adherencias, tan frecuentes, acumuladas de anteriores asados. Es conveniente encenderla lo más pegado al fondo que sea posible para evitar que haga humo.

2. El fuego debe mantenerse muy vivo. En el momento de poner la carne sobre la parrilla esta debe estar prácticamente ardiente. La carne tiene que prender muy rápidamente, tomar color y ponerse crujiente por ambos lados.

3. Antes de poner la carne sobre la parrilla, conviene engrasarla con aceite o mantequilla derretida, para  evitar que la carne se pegue en la rejilla, ya que podría desgarrarse al darle la vuelta o al retirarla, perdiendo parte de su jugo.

4. No utilices nunca un tenedor o instrumento puntiagudo para dar vuelta a la carne, pues también de esta manera se producen pérdidas de jugo. Lo mas indicado para dar vuelta a la carne será  una espátula o algún utensilio similar de forma plana.

5. La carne no se sazona con sal antes de ponerla en la parrilla , se espera a  que se haya prendido por un lado y al darle la vuelta, se le sala por encima. Recomendamos la Sal Maldon.Casas Rurales de Vicorto

6. El tiempo de cocción y la intensidad del fuego son dos aspectos cruciales que ponen a prueba la habilidad y el talento del cocinero. Como es lógico, varían con el espesor del trozo de carne que deseamos asar a la parrilla. Un bistec delgado puede tener bastante con un minuto por cada lado si lo queremos muy poco hecho y hasta un máximo de tres minutos por cada lado si lo preferimos hecho.

7. En dos minutos se obtendrá el punto que los franceses llaman saignant (en español sería «sangrante”), y que es el preferido de los buenos paladares.

8. Cuando se trata de piezas de mayor grosor, una vez que la carne haya prendido por un lado habrá que disminuir la intensidad del fuego, para que la carne se haga por dentro; de lo contrario nos encontraríamos muy pronto con una parrilla de carne carbonizada por fuera y cruda por dentro.

Como veis no es tan difícil disfrutar de una rica carne a la parrilla en las barbacoas de nuestras zonas comunes. Bon appétite!