Rabo de cerdo frito

Otro de los platos más demandados, sin duda, es el rabo de cerdo frito. Esta es otra de las tapas que deberás probar en tu visita a nuestra tierra. 

En primer lugar, el rabo deberá ser troceado y cocido para conseguir que quede tierno por dentro. Después se fríe a fuego fuerte para que tenga un aspecto dorado y crujiente por el exterior. De esta forma conseguiremos que esté en el punto exacto de jugoso por dentro y crujiente por fuera. Por último, se le añade sal en escamas antes de hincarle el diente.

¡Apúntalo también a tu lista!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp